Siempre me ha impactado este Valle Inclan místico de LA LÁMPARA MARAVILLOSA, la comunión del mundo de Valle (complicado mundo) con el entorno intangible de lo Bello como camino conductor hacia lo Divino.


LA PIEDRA DEL SABIO (fragmentos)



Anochecido,cuando bajaba del monte hacia mi casa,impensadamente,en el trillado del sendero di con una sierpe partida en dos pedazos que se retorcía sobre la arena. Una piedra estaba en medio del paso,y un pastor sobre las bardas. Sentí repugnancia, algo como grima agorera,y me detuve queriendo penetrar el sentido oculto de aquella sierpe cercenada que se retorcía sobre mi camino por volver a juntarse en sus pedazos. Atemorizado, hallé el símbolo de la vida;también estaba rota,también se debatía bajo la losa de los remordimientos.Pero las negras horas del pecado aun tenían una palpitación de sangre,y recordé a la sierpe que se retorcía sobre el sendero del monte,y tuve miedo de que se juntasen sus pedazos. Acaso hubiera vuelto atrás,pero se me representó el pastor sobre las bardas, dorado por el sol poniente como un arcángel,y solamente hice la señal de la cruz.
He llegado a ese momento en que se siente a la muerte tejer sus velos,cuando la conciencia nos dice que se ha cumplido todo nuestro Destino.
Algunos viejos recuerdan tiempos de su mocedad con una sonrisa iluminada,pero mi recordar es dañino,adusto y opresor como la carlanca de un mastín.¡Esclavo de los instintos,fui violento,torvo y heridor,llené mi alma de rencores,la arrastré desnuda por caminos de cardos,pasé en una ráfaga con los malos espíritus,y cuando ya no me queda sino una breve tarde,advierto cómo fueron carnales las ansias que me consumieron,y todo tan lejos, tan deleznable, tan ajeno a lo que debería haber sido y al amor que me estaba reservado...!
 A lo largo de los caminos por donde he ido, queda mi sombra en velos invisibles para los ojos de los mortales. Mi vida se repite en el mundo incorpóreo de los fantasmas,y cuando llegue la muerte,con el alma libre de la cárcel de barro,veré todo el pasado en el círculo eterno de las sombras mías. Por donde una vez pasamos,allí perduramos.¡Y todo perdura igual!


                                     
Publicar un comentario