Arturo López fue un compañero versátil, lo cual no es extraordinario en una profesión como la mía.
 Actor de voz profunda y de especial físico. Interpretó a varios” malos” del cine de los sesenta-setenta. Tuve ocasión de trabajar junto a él en distintos programas de t v. En su última etapa se dedicó al doblaje de películas. Fue, entre otras ,la voz del famoso detective “Colombo”, a la muerte del gran Jesús Nieto, primero en doblar a Peter Falk .
Otra de sus facetas fue la  micromagia, que practicaba con maestría , y también ( a lo que voy con esta introducción) la poesía, como podréis leer unas líneas más abajo.
Grabábamos un “Teatro de siempre” de Sor Juana Inés de la Cruz. Su título “Los empeños de una casa”. Tediosa función que decidimos amenizar cortando cuanto nos venía en gana, con la aquiescencia de la directora, Pilar Miró.
Ya en los ensayos reinaba el ambiente festivo que continuó en la grabación y fue versificado por Arturo de la siguiente manera:

                                            HISTORIA DE UNA FUNCIÓN

Corta,corta,corta,corta
“La casa de los empeños”
Corta Pilar,corta Arturo,
y hasta un gitano moreno
vestido de verde luna
también corta el puñetero.
¡Ay, placer de la tijera,
bolígrafo y lapicero!
¡Tris,tras,tris,tras y tris,tras
cómo van cayendo versos!
Sor Juana Inés de la Cruz,
aburrida en su convento
escribía y escribía
sin pensar en el aprieto
en que pone a Miguel Ángel ( estupendo actor de la época)
para aprender tanto verso.

¡Qué reparto más hermoso
para su obra se ha hecho!
Doña Leonor, de la Maza (Carmen Sáez de la Maza)
Don Carlos Victor Valverde,
Arturito es el Don Juan.
¡Mire qué Don Juan más bueno!
Doña Ana, Amparo Pamplona
Y Jaime Blanch, en Don Pedro,
Don Rodrigo, que es el padre
y por lo tanto es el viejo,
lo interpreta Antonio Casas
y el Hernando, gordo y feo
sólo sale un momentito
lo hace Fernández Alberto.(le acortamos el papel y se quedó en un par de frases)
Celia, que aquí se dedica
a un vulgar celestineo
lo va a interpretar la Torres  (Ángela Mª Torres)
¡Torres más altas cayeron!
Y el gracioso sinvergüenza
pirandón, farandulero,
mariquita ,y de color
castaño tirando a negro,
lo hace un actor, un tal Gil (Miguel Ángel se apellidaba Gil)
de cuyo nombre no quiero
ni acordarme. Menos mal
que lo que es un acierto
está en la realización
-y no soy pelotillero-
que va a hacer Pilar Miró,
sensibilidad y genio.
En fin, que sor Juana Inés,
si nos mira desde el cielo
en televisor de estrellas
con color azul lucero,
dirá mientras nos contempla:
¡Pero, coño!¿Qué es aquesto?

Desde estas líneas, mi recuerdo a varios de estos compañeros que ya nos han dejado.


Publicar un comentario